Métodos de conservación

Entre el 60 y el 80% de los bueyes de mar irlandeses capturados en nasas son devueltos vivos al mar.

Main Image

No hay cupos de pesca para la especie del buey de mar irlandés y cualquier embarcación que tenga un permiso polivalente o un permiso de pesca con nasas puede pescarlos legalmente. Hay un tamaño mínimo legal de desembarque de 130 mm o 140 mm, dependiendo de la ubicación en la que la embarcación lo haya pescado. Esta medida reguladora se aplica con la intención, principalmente, de garantizar la continuidad de las colonias en el futuro al permitir a una parte de los ejemplares pescados en las nasas ser devueltos al mar para alcanzar la madurez sexual y reproducirse antes de volver a ser pescados.

Al cumplir los cinco años, el buey de mar alcanza el tamaño mínimo de desembarque. Las embarcaciones dedicadas a la pesca de bueyes de mar para venderlos vivos suelen quedarse solo con los ejemplares más grandes que suelen tener una elevada demanda. Los otros ejemplares que se devuelven al mar ayudan a la conservación de la especie.

Cupos de pesca

Los cupos de pesca se aplican para acotar la cantidad máxima de pesca anual de determinadas zonas y explotaciones pesqueras. En dichas zonas, las embarcaciones se limitan a salir de pesca únicamente un número determinado de días al año.

Cupos de desembarque

Asimismo, existen también cupos de desembarque para el buey de mar irlandés capturado en el mar. Las embarcaciones que pesquen con nasas bueyes de mar solo pueden desembarcar el 1% de su pesca como pinzas de buey, y para otros métodos, se permite un máximo de 75 kg de su pesca total.