Información acerca de la especie

El buey de mar irlandés es la especie capturada con nasa de mayor valor comercial en Irlanda.

Main Image

El buey de mar irlandés, Cancer pagurus, puede encontrarse en diversos hábitats, desde fondos marinos arenosos hasta arrecifes rocosos. Estos hábitats están a distinta profundidad, que puede variar desde pozas rocosas en el infralitoral, como a profundidades de 200 metros.

Reconocerá al buey de mar irlandés por su característico caparazón parecido a una empanada horneada, de tono rojo pardo en la parte superior y amarillo crema pálido en la parte inferior. Sus grandes pinzas negras equipan al buey de mar irlandés de potentes herramientas para alimentarse y defenderse; examinado de cerca, se verá que una pinza está afilada para cortar, mientras que con la otra tritura a sus presas. Cuando pierde una pinza, esta se regenera, aunque puede tardar algunos años en crecer por completo.

irish brown crab

El buey de mar irlandés usa sus pinzas para alimentarse de crustáceos y moluscos más pequeños, y hay pocos depredadores que puedan con él, a excepción del pulpo.

Al tener un dermatoesqueleto duro, el buey de mar solo puede crecer a través de la muda, de jóvenes mudan de caparazón varias veces al año, mientras que cuando alcanzan una edad madura, solo mudan de caparazón una vez al año o menos. Se desprenden de su caparazón externo al completo y se hidratan bien de agua antes de que se endurezca el nuevo dermatoesqueleto, un proceso que puede tardar entre dos y tres meses, y al cabo del cual el buey de mar habrá crecido de tamaño un 20 ó 30%. Durante este proceso, el buey está más indefenso ante sus depredadores y los pescadores lo consideran como un crustáceo de peor calidad.